Entrenamiento Natación – 08/06/2011 – 1050 m

 

El entrenamiento previsto para hoy era el último de la tabla, el “G”, q básicamente consiste en 1000 m de nado continuo a crol con los descansos a espalda q sean necesarios:

1000 m alternando crol y espalda, espalda solo cuando vayas sofocado, tómate la espalda como si fuera un descanso para recuperar. Mantén un ritmo de nado constante y respira cada 3 o cada 2.

Mi objetivo, creo q demasiado ambicioso a priori, era intentar hacerlo sin alternar estilos, es decir, 1000 m, 40 largos, a crol respirando cada 3.

Intenté ir a la pisci a una hora donde no fuera a haber gente para no tener ‘tráfico’, bastante paquete soy, y cansado estaré, como para tener además q anda esquivando a otros nadadores o preocupándome pq me adelanten (q yo adelante a alguien no es una opción nada probable). Aunque había más gente de la q me esperaba, pude hace toda la serie con una calle para mi solito.

Hice tan solo un par de largos de calentamiento simplemente para ajustar las gafas y soltarme un poco y comencé a nadar a ritmo tranquilo, esto es una sesión de fondo, no hay ninguuuuna prisa.

Me iba marcando objetivos parciales para hacer la cosa un poco más amena. Hoy he echado de menos mi MP3 acuático pq la verdad es q nadar haciendo largo tras largo sin ningún interés añadido es más aburrido todavía.

Un punto de decisión fue hacia el largo 22, cuando tuve q decidir si hacía un rato de espalda o continuaba hasta el final a crol sin variar estilos. Me decidí por esta segunda opción sobre todo por aquello del “lo he hecho” pero creo q habría sido más inteligente descansar 2-4 largos a espalda para hacer la segunda mitad de la serie menos cansado.

A partir del largo 30 ya notaba el cansancio y la respiración, los largos se hacía más largos y notaba q mi estilo debía de ir empeorando con cada brazada, pero a esas alturas ya no me servía de mucho recuperar a espalda, y como soy muy cabezón, acabé los 40 a crol pero, para la próxima, creo q haré algo de espalda para acabar más cómodo y con mejores sensaciones.

Pero bueno, OBJETIVO LOGRADO, he nadado un kilómetro sin parar nada Open-mouthed smile, no habría apostado por ello hace unas semanas…. ahora lo q estoy pensando es q cuando deje de nadar en julio-agosto por las vacaciones voy a perder todo lo q he evolucionado… bueno, si al menos esto sirve para hacer el tri de Villa de Madrid con soltura y a crol, bien estará.

Ahora repetiré entrenamientos ya hechos –los más exigentes y/o útiles- para comparar sensaciones a ver si noto alguna evolución.

Tony

Anuncios
Publicado en Natacion | 1 Comentario

Entrenamiento Natación 06/06/2011– 2000 m

 

Este era el entrenamiento previsto, el “F”, 1850 m, el último antes de hacer, o intentar hacer, 1000 m sin parar:

8 calentamiento

100 m x 6

  • 25 m patada crol
  • 25 m brazos de crol respirando cada 3
  • 50 m estilo completo crol

100 m espalda con pull-buoy entre las piernas

100 m x 6

  • 25 m patada crol
  • 25 m brazos de crol respirando cada 5
  • 50 m estilo completo crol

100 m brazos braza + patada crol

25 m espalda + 100 m crol + 100 m espalda + 25 m crol

 

A priori me parecía q iba a ser complicado sobre todo por el cansancio de piernas generado por los largos de patada, mis piernas son lastres, no precisamente motores, así q 25 m son cansados para mi, no avanzo nada. Sin embargo la realidad fue menos dura de lo q me esperaba y, aunque no es q avanzara demasiado rápido excepto en algunos momentos en los q creo q conseguía dar la patada desde la cadera y tenía la impresión de avanzar más, pude hacer los largos sin mayor inconveniente.

Utilizaba el pull-buoy como soporte para el largo de patada y entre las piernas para la vuelta de solo-brazos. Los largos únicamente de brazos me resultaban, como de costumbre, mucho más cómodos q los de solo-patada.

Sorprendentemente hice los primeros 600 m –tras el calentamiento inicial de 200 m- sin apenas parar más q lo justo para cambiar de sitio el pull-buoy. En los 100 m de espalda aproveché para recuperar respiración y relajarme. 1’ de descanso antes de la segunda serie de 600.

Esta serie casi igual de bien –o de mal- q la primera y sin mayor problema por respirar cada 5 brazadas en el largo de solo-brazos. Grata sorpresa.

La braza con patada de crol no tengo la impresión de haberla hecho muy correctamente, creía avanzar poco, quizá el cansancio también influyera aunque, lo cierto, es q alargué el entrenamiento con otros 150 m de braza y crol ya q me encontraba bien y 2000 m suena mucho mejor q 1850 m Smile

Ah, una cosa importante es q hoy he intentado corregir la forma de meter la mano a crol para introducir primero el lado del pulgar y así lo he hecho la mayor parte del tiempo, tan solo en algunos momentos se me olvidaba y tenía q corregir. Me parece q ya lo he cogido como una costumbre y ahora voy a tener q corregirla concentrándome en ello (pq no me lo habrán dicho antes!!! Angry smile ).

En cualquier caso, me parece increible haber nadado 2000 m en 1 hora y no estar muerto de cansancio, más aún teniendo en cuenta q me molestaba el gluteo izquierdo tras la leche de ayer contra el pino.

Acabé la sesión con 5’ de sauna y otros 5 de jacuzzi, creo q mis piernas iban a agradecer un poquito de burbujeo y, aprovechando q hoy no tenía tanta prisa como de costumbre, ¡¡me lo he ganado!!  Hot smile

Publicado en Natacion | Deja un comentario

Entrenamiento Natación 02/06/2011

Hoy he vuelto a sacrificar la comida a cambio de sacar un rato para nadar (realmente me comí después a toda prisa una mierda de kebap con patatas porque algo había q echarle al estómago y no había mejor opción a mano). Me tocaba hacer teóricamente la serie D de lo planificado q, viéndola a priori, tenía muuuuy mala pinta para mi, eso de nadar respirando cada 6 brazadas, yo diría q está muy lejos de mis posibilidades.

Otra cosa a tener en cuenta es q me parece muy recomendable no hacer entrenamientos de natación dos días consecutivos y dejar uno entre medias para recuperarse y hacer los ejercicios más fresco. Lamentablemente soy un poco zoquete y además, como nunca sé si al día siguiente podré ir, elijo hacer días consecutivas a costa de estar más cansado. Los 45’ de rodillo de anoche también se hacen notar, aunque fueron muy tranquilitos, la verdad, mientras veía una de esas series yankees (definitivamente tengo q buscarme cosas chulas q ver mientras corra o haga rodillo).

Este era el entrenamiento previsto:

8 calentamiento

1000 m RESISTENCIA

  • 200 m respirando cada 6 brazadas
  • 200 m respirando cada 5 brazadas
  • 200 m respirando cada 4 brazadas
  • 200 m respirando cada 3 brazadas
  • 200 m respirando cada 2 brazadas

100 m buceo (cada 25 m descanso 1’)

1000 m RESISTENCIA

  • 200 m respirando cada 2 brazadas
  • 200 m respirando cada 3 brazadas
  • 200 m respirando cada 4 brazadas
  • 200 m respirando cada 5 brazadas
  • 200 m respirando cada 6 brazadas

Tras una calentamiento más corto de lo previsto, 2 o 4 largos creo recordar ya que, como siempre, ando escaso de tiempo, me paro un rato, respiro profundo unas cuantas veces a ver si al menos los primeros 25 m soy capaz de hacerlos respirando cada 6 brazadas…. allá voy!!.

Las sensaciones estupendas, todavía estoy fresco, así q hago los primeros 50 m respirando cada 6 brazadas sin mayor inconveniente, tan solo hace falta mantener la tranquilidad, nadar pausado y concentrarme en soltar el aire poco a poco a partir de la 4ª brazada. Para mi sorpresa, antes de q me dé cuenta ya estoy haciendo el 7º largo y de ahí, al final, hay q acabar como sea… OBJETIVO CUMPLIDO!!!, no me lo creo, no me esperaba poder hacer esto ni de coña. Supongo q lo pagaré en los próximos, así q decido parar y recuperar el ritmo respiratorio con calma.

Los siguientes 200 respirando cada 5 los hago igualmente sin demasiado inconveniente, igual q cada 4 y cada 3, aunque ahí ya notaba el cansancio y se me hacía largos los largos Smile 

Eso si, entre cada 200 m, hacía una parada de 1’ aproximadamente para recuperar.

Quizá el que más raro se me hizo fue el de respirar cada 2 brazadas por que con lo de girarme y sacar la cabeza con tanta frecuencia me sentía algo mareado. Además respiro bien mirando a la izquierda y mal mirando a la derecha, así q para intentar aprender, iba alternando la respiración cada largo, lo cual creo q me hacía sentirme más mareado. Esto tengo q trabajarlo más.

Ahora toca buceo, esto si q sé a priori q ni de coña me hago 25 m buceando, así q seamos realistas y limitémosnos a intentar llegar a donde se pueda. Tras descansar un par de minutos, voy a por el primer largo de buceo… me agobio, para variar, y emerjo a poco antes de los 15 m.

Descanso de 1’ y a por el segundo… algo mejor, más tranquilo y 16 m.

Descanso de 1’ y a por el tercero… más tranquilo y 17 m.

Descanso de 1’ y a por el cuarto y último… más tranquilo, mejor impulso, voy cerca del fondo y hago unos 18 m.

Estoy contento, no he llegado a los 25 m como me esperaba, pero he progresado. Suficiente.

 

Me siento cansado, voy mal de tiempo y no quiero perderme la graduación de Diego en el cole q es hoy, así q de la segunda tanda de 1000 m de resistencia, solo hago las dos primeras series de 200, respirando cada 2 y cada 3 brazadas.

TOTAL – 1550 m

 

Hablo un poco con mi profe q es muy maja y se ha kurrado lo del plan de ejercicios, aunque no he podido hacer el entrenamiento entero, me voy contento. Me corrige un fallo importante q cometo. Por lo visto meto la mano mal en crol, yo la meto de lado pero primero el lado del meñique, pero lo hago intencionadamente así, estaba convencido de q era la forma buena y resulta q no, q lo primero q ha de entrar en crol es el pulgar… hay q joderse, tras tanto tiempo resulta q algo tan básico como eso lo hago justo al revés y yo convencido de q lo hacía bien!!!, no podía habérmelo dicho alguien antes!!!.

Eso si, ahora q voy a meter la mano bien, se han acabado mis problemas, voy a avanzar q ni Flipper el delfín me va a pillar Smile

Este entrenamiento lo repetiré otro día para intentar hacerlo completo y sumar los 2300 m totales q lo componen e intentando reducir el tiempo de descanso entre cada 200 m (pq lo de hacerlo sin parar lo veo muy lejos) y, sobre todo, comprobar si soy capaz de respirar cada 6 brazadas en los últimos 200 m, cuando ya estaré más q hecho polvo.

Publicado en Natacion | Deja un comentario

Entrenamiento Natación

Hoy tocaba nadar nuevamente. Aunque estaba algo cansado y con alguna sensación extraña en la rodilla izquierda tras los 13 km en cinta de anoche, hoy si había moral como para no encontrar alguna excusa que me evitara sufrir en la piscina.

Así que siguiendo el plan de entrenamiento que me hizo la profe de natación del gimnasio Paidesport, hoy tocaba la sesión D, que consistía en:

8 calentamiento

500 m estilo libre respirando SIEMPRE cada tres o cinco brazadas, descanso 1’ a los 250 m

200 m espalda

5 series de 50 m

TOTAL – 1150 m

 

El calentamiento, alternando los tres estilos, sin problema; pensé saltármelo e ir directamente a los 500 m a crol, pero como tenía tiempo y ganas, hoy si que lo hice.

Los 2×250 con descanso de 1’ a la mitad los hice alternando las respiraciones a las 3 y 5 brazadas, es decir, los largos impares respiraba cada 3 brazadas y los pares, cada 5 brazadas. No he tenido mucho problema, al menos menos de lo que me esperaba, para respirar cada 5 brazadas, eso si, el largo siguiente me notaba más cansado y la primera mitad la usaba para recuperar el ritmo.

Parada de 30’’ aproximadamente antes de la espalda. Como iba relajado alargué 50 m la serie hasta los 250 m intentando en los últimos largos concentrarme en mantener un estilo mejor de lo habitual –paupérrimo por otro lado- y aumentar la frecuencia de braceo que creo que la hago muy baja.

Para terminar las 5 series de 50 m con 30’’ aproximadamente de parada entre serie. He procurado mantener constantes el número de brazadas para cada largo y, en alguno de ellos, reducirlo en una o dos sobre la media concentrándome en la patada y el impulso con las manos (entre 25 y 28 brazadas por largo). Como me sentía bien hice una sexta serie para completar 300 m.

Dado que no estaba demasiado machacado y tenía tiempo, terminé con 6 largos a crol/braza de enfriamiento.

Finalmente el total de distancia del entrenamiento de hoy ha sido de 1400 m y las sensaciones bastante buenas, no me siento especialmente cansado.

El del próximo día tiene bastante mala pinta, lo de respirar cada 6 brazadas durante 200 m lo veo harto complicado para mi, por no decir imposible. En cualquier caso, el objetivo es la progresión, es decir, ir bajando o subiendo de respiración cada 2 hasta cada 6 (o las q llegue) en la última serie.

Buen día el de hoy!!!

Tony

Publicado en Natacion | Deja un comentario

Cirugía Refractiva: Mi Experiencia

Después de años, de verdad, años, dándole vueltas, por fin me decidí a operarme de la miopía y quitarme de encima las gafas, espero, de una vez por todas. Como me suele ocurrir en cosas así, no creo haber elegido el mejor momento del año, debería haberlo hecho unos o dos meses antes o haberme esperado a septiembre-octubre. Pero cuando me decido a algo así, no me lo quiero pensar y mejor en mal momento, que nunca.

El “día D” fue el jueves 18 de junio de 2009 en la Clínica AVER en Madrid. Ya me había hecho allí mismo las pruebas previas para ver si era posible o no operarme. Por lo visto, era apto, como cabía esperar, sigo siendo algo incrédulo con respecto a cuánta gente declaran no-apta, me da que si no ven un problema muy claro, ‘tol mundo es bueno’, pero tanto en esta, como en cualquier otra clínica.

Por lo visto mi cornea tenía grosor más que de sobre (500 y pico ¿micras?) para soportar la cirugía y un posible ajuste posterior si no me dejaran lo suficientemente bien en la primera intervención. La sequedad y lágrima grasa de mi ojo no parece ser inconveniente (¿?¿?). Así que todo fue OK.

El jueves llegué con el tiempo justo, como últimamente empieza a ser costumbre, aparcar por la zona fue un problema, todo petado y los parkings más cercanos, no muy cerca, así q junto con mi gran desconocimiento de la geografía madrileña, acabé tardando un web en dejar el coche aparcado.

Cinco minutos de espera en la recepción y ya me tocaba a mi, salío un señor con bata de médico de la zona de quirófanos y dijo mi nombre… joé, soy un cagueta para estas cosas, lo sé, pero casi q pasarme allí la tarde sin q dijeran mi nombre no me habría importado 🙂

Te pasan a otra salita dentro, más tranquila, donde te ponen la bata y los patucos típicos. Te hablan un poqutio, unas gotas en los ojos y a tranquilizarte q el siguiente en la lista de intervenciones eres tú. No pasaron más de 15’ hasta que salió la doctora que me iba a operar, Beatriz Paredes, charlamos un poquito y listo. Vino a buscarme su ayudante un par de minutos después y ya pasas al quirófano.

Lo primero es que te van dando charla para mantenerte relajado. Según entras ves la camilla con el aparato encima, el que supones será el láser que te tallará la córnea después, y te dicen que te van a poner una collarín para mantener la barbilla apoyada y la cabeza más sujeta. Te tienes que tumbar en la camilla, colocar la cabeza en un hueco para que no quede libre y si algo sujeta y centrarte todo lo posible. Todo el rato te están hablando.

Las gotas anestésicas realmente lo son –recuerdo haber leído en algún sitio hace mucho que eran simplemente placebo pero no, el ojo y alrededores se te queda acorchado, no completamente insensible pero si adormecido-. Lo primero es sujetarte las pestañas con cinta a la cara –ahí la doctora hizo algún comentario sobre que había que conservar esas pestañas tan largas que tengo, yo pensé en si lo diría por el láser q apuntara mal y me quemara cualquier cosa por los alrededores de mi córnea 🙂 -. Luego colocan el cacharro ese que te sujeta los párpados para que no puedas cerrar el ojo. Realmente ese cacharro es lo mas molesta, no el hecho de colocártelo, si no que el acto reflejo cuando te hurgan los ojos es defenderte, cerrar el ojo, y este cacharro te lo impide, así que la mayor parte de las molestias diría que vienen causadas por intentar cerrar el ojo, y eso es innato, así que hay que estar muy tranquilo para que te moleste lo menos posible.

Importante decirlo pronto, la intervención NO DUELE, son únicamente molestias, incomodidad derivada de que te toqueteen un ojo, pero en ningún momento dolor. También importante decirlo pronto, y, como casi todo, es una cuestión de gestión de expectativas, la intervención, y sus efectos, me resultaron más molestos de lo que me esperaba, seguramente porque todo el mundo te dice que ‘no te enteras’ y si que te enteras pero, insisto, no duele. Lo compararía con ir al dentista. Si el dentista es bueno y te van a hacer un empastito o algo así, no duele nada, solo que no es agradable estar con la boca abierta metiendo aparatos ahí y lo normal es que luego estés algo molesto.

Antes de seguir, os dejo este enlace, el vídeo, si no sois muy impresionables, es muy útil para que veais en qué consiste exacatamente la intervención de cirugía tipo LASIK:

Cirugia Lasik

El siguiente cacharro es el que utilizan para cortar el epitelio, la capa que cubre la córnea y poder acceder a ella. Yo utilicé el método LASIK en el que el corte es mecánico, vamos que te cortan el ojo con una cuchilla, en el INTRA-LASIK el corte es con láser, pero parece que está menos probado además de que también tiene sus inconvenientes (me contaron algo de posibles burbujitas por debajo del flap o colgajo). Pero vamos, que en esta clínica, solo tenía la opción de LASIK.

Este es probablemente el peor momento de la operación porque te succionan el ojo –lo sé no porque notara nada especialmente molesto, sino porque las oía decir ‘succión’- para ‘sujetarlo’ y cortar la capa externa. En ese momento te avisan de que no vas a ver nada, te quedas ciego durante unos segundos pero que no te asustes, enseguida volverás a ver la luz roja parpadeante a la que has de estar mirando constantemente durante toda la operación. Y, en efecto, a los pocos segundos y detrás de una nebulosa, aparece de nuevo tu añorada luz roja.

Ahí te dicen que lo peor ya ha pasado, ya han cortado, ahora toca el láser que talla, quema, la córnea acorde a tu graduación y defectos oculares. Lo hace en varias fases, tres en mi caso creo recordar, que duran entre 5 y 10 segundos en los que te tienes que estar muy quietecito para que el aparato lo haga bien y no se pare. Oyes el ruido del cacharro en cuestión y empiezas a oler a ‘pollo quemado’, si, es tu ojo que está siendo desintegrado, afortunadamente solo un trocito (anda que si falla el cacharro y te quema hasta el cerebro, eso si que tiene que apestar a pollo chamuscado!!! 🙂 ). Por cierto, todo el tiempo te han estado humedeciendo el ojo, agua fresquita o lo que sea.

Una vez el láser ha terminado de tallar, cogen el flap con unas pinzitas, lo recolocan en su lugar y siguen echándote líquidos varios. Ves como usan una especie de espátula para ir extendiendo sobre el ojo esos líquidos y planchando el flap para que recupere su posición natural y empiece a cicatrizar. Y se acabó… con ese ojo. He leído que en algunas clínicas empiezan por el ojo de mayor graduación, en esta suelen comenzar por el derecho si tu no tienes ninguna preferencia.

En mi caso con el ojo izquierdo hubo algún problemilla, me resistí algo a las pinzas durante el tallado y el láser se paró, aunque luego continuó aparentemente sin mayor problema. Después te quedas 20’ o media hora en una salita con luz tenue donde ya entra quien te haya ido a acompañar, te revisan el ojo con las típicas máquinas para ver que todo ha quedado en su sitio, te cuenta la pauta de administración de las diferentes gotas que te tienes que poner durante unos días y para casa. Según sales a la calle vas como un niño que está aprendiendo a leer, mirando los carteles de las tiendas a ver si eres capaz de leer lo que pone y a qué distancia lo ves. No ves perfectamente, puedes manejarte solo aunque tienes un atontamiento considerable en la cabeza y una cierta sensación de malestar debido a la manipulación del ojo. Yo donde peor me sentí fue en la sala de la luz tenue, ahí estaba algo incómodo. Luego te ponen la ‘gota mágica’, anestésica, claro, y te encuentras mucho mejor.

Camino de casa, ya en el coche, pero conduciendo mi mujer, noté como si se hubiera metido una arenilla en el ojo izquierdo y eso empezó a molestarme. Después de estar toda la tarde-noche tumbado en el sofa, tranquilito y poniéndome las gotas cuando tocaba –hasta veía la tele algún rato, había que ver al Barça ganar la liga de baloncesto 🙂 -, aquello seguía molestando. Se lo comenté a la Doctora Herrero en la revisión del día siguiente y resultó que el flap, por uno de los bordes se había doblado sobre sí mismo hacia dentro y se había quedado pegado, por lo que tuvieron que despegármelo con una jeringuilla y una pequeñísima cánula con agua. Como tenía tendencia a volver a doblarse, pues me colocaron una lente por encima que lo sujetara y, para mayor seguridad, después de varias pruebas y de dejar pasar unas horas entre una y otra para ver cómo evolucionaba, me fui para casa a pasar el fin de semana con la lente puesta de forma que sujetara, evitara el roce del párpado con el pliegue que se había formado y planchara el pliegue hasta el lunes.

El lunes por la tarde, revisión, todo iba bien, me quitaron la lente, un paseito para comprobar que no me rozara y para casa. Durante todo el fin de semana con la lente veía peor y hoy, un día después de quitármela, sigo notando que la calidad y agudeza de la visión con el ojo izquierdo es menor que con el derecho –con el que parece que ya he recuperado el 100% de la visión-. Se supone que irá mejorando poco a poco hasta igualarse con el otro pero, en una semana o diez días tengo la siguiente revisión, a ver cómo va la cosa.

Por ahora, satisfacción con la intervención, y contento con la clínica AVER, la recomiendo. Incluso me llamaron el sábado para interesarse por la evolución del ojo izquierdo, para asegurarse de que, aunque la clínica estaba cerrada, todo iba bien.

Por cierto, ahora toca dormir con los ojos cubiertos, sobre todo para prevenir que te rasques o restriegues nada más despertarte o dormido, además de por que tengo tendencia a dormir boca abajo, así que tengo que ponerme algo parecido a esto durante un par de semanas (a esta chica le siente mejor que a mi 🙂 ).

Bueno, esta es la verdad y toda la verdad sobre mi intervención, no como otros, que después de preguntar a un montón de gente, ahora me van contando cositas que antes de la operación no me decían…

Abrazos pá tós!!,

Tony

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

ETAPA 3 “CAMINO DE SANTIAGO 2009”: ASPARIEGOS (ZAMORA) – SANTIAGO DE COMPOSTELA

DIA 2 – 5/04/2009 PORTO – LAZA

Distancia: 83.28 Km

Duración: 5:18:24

Velocidad Media: 15,67 Km/h

Velocidad Máxima: 63,67 Km/h

Altitud acumulada: 1324 m

Tercer día, abrimos los ojos… es cierto, esta noche hemos dormido en un tanatorio. Nos levantamos (que no nos despertamos) después de una largo noche para algunos. Entre el palizón de ayer más lo cómoda de la cama estamos para el arrastre. No se ha pegado ojo, el suelo estaba demasiado frío y traspasaba fácilmente nuestros finos sacos y ha hecho imposible dormir, ha dado igual poner algo de ropa entresuelo y saco.  A todo esto hay que unir ciertos ruidos propiamente humanos (creo), no por ello agradables, que no contribuían a la confortabilidad del lugar.  Después de acercarnos a las estufas que nos dejó anoche el alcalde para calentarnos, nos damos cuenta que en la sala no hace tanto frío como el que teníamos. Seguimos con el cachondeo del lugar, es como si no nos lo creyésemos todavía. A las 8.30 h nos hace la visita de rigor el alcalde para darnos los "buenos días" y comprobar que no hayamos roto nada J. Con nuestra habitual agilidad y rapidez empezamos a prepararnos para irnos. Antes desayunamos lo que habíamos comprado la noche anterior en la tienda ultramarinos del pueblo ¡antológica!

Salimos fuera según vamos estando preparados… aunque al sol se está de maravilla hace frío de narices. Nos hacemos la foto de rigor buscamos el contenedor para tirar la basura y comenzamos el retorno al camino, estamos a 30 km aproximadamente. Al pasar el puente de salida del pueblo advertimos en la sombra la capita de escarcha sobre la hierba, ¡así hace tanto frío!, esta noche  ha helado… Vamos por carretera, bordeando el embalse que llega hasta Porto, llamado el Embalse de San Sebastián, con unos preciosos bosques a sus márgenes q, junto con alguna pequeña poza y salto de agua, hacen el camino muy entretenido y agradable; exceptuando alguna rampita estos kilómetros son llanos y nos vienen bien para desentumecer los músculos y coger calor en la bici. Después de una bajada chula entramos en Galicia. ¡buf! Como el resto del Camino sea como ayer se nos va a hacer muy duro. Seguimos por la carretera, pero ahora bordeando el siguiente embalse del río Bibei, el embalse de Pías. En él vemos como un helicóptero carga agua para el incendio que se ve en una montaña cercana, nos cuenta Tony que por ahí debíamos haber ido para llegar a Padornelo…

Ya Mauri nos cuenta que va chungo, se está pensando en llegar a Orense y volverse para Madrid (entra en crisis). Desde aquí empieza un pequeño puerto, lo justo para que Mauri se hunda un poco más, no es duro y no es capaz de seguirnos, se queda muy atrás. En el Alto de la Portilla se le espera.  En este punto hay que señalar un hecho relevante, aunque alguno siga tratando de pasar al olvido: uno de los componentes del grupo comienza a realizar movimientos ciertamente insinuantes a los que algunos llaman estiramientos; y ¡oh!, sorpresa, un jamelgo cercano empieza a sentirse interesado, y atraído, en estos movimientos  y el miembro que tiene entre sus patas traseras empieza a crecer descomunalmente hasta que estos movimientos finalizan. Mejor dejar a la imaginación de los lectores quién de los presentes atrajo semejante atención. 

Sólo nos quedan 4 kilómetros de bajada además por asfalto para volver a unirnos al Camino en Vilavella. Allí desayunamos en condiciones, caldito, una deliciosa sidriña -pedimos solo un vaso para probar, Nando, como no, y acabamos bebiéndonos unos cuantos-, bocadillos varios… lavamos las bicis en la gasolinera de al lado y le echamos un poco de aceite por eso de mimarla un poco después de la caña que le dimos ayer.

Dio igual, al poco de comenzar, una vez nos unimos de nuevo al camino oficial, zona de barro y la avería del día, ¿por qué me da pedaladas en vacío la bici? ¡joder! se me ha metido una cincha de la alforja en los piñones… desmonta alforjas y vuelta a darle utilidad a los alicates de Nando. Menos mal que en  ésta hemos tardado poco. Pero aún así ya nos hemos acercado a la hora de comer, no nos queda otra que pensar en el siguiente pueblo que se pueda comer en condiciones. Mientras tanto vamos yendo por los magníficos parajes del Camino y Galicia. Echábamos de menos esto. Caminos que, en ocasiones son una senda y otras pista pero siempre rodeado de verde, sus muretes de piedra y el continuo "subi-baja" típico de la zona. Precioso.  Por esas sendas fuimos hasta llegar a A Gudiña.

Decidimos comer en este pueblo, es grande y se ven bastantes restaurantes, preguntamos a un lugareño y nos indica unos asadores que no encontramos, pero advertimos un restaurante que tiene buena pinta, el nombre no cuadra mucho con Galicia, Samba, pero nos da cierta confianza (¿Será el hambre?). En fin, la cosa es que hemos acertado; comemos de miedo y a un precio irrisorio, incluso algunos no son capaces de acabar con todo… qué vergüenza para el club J . 

Continuamos por lo alto de una sierra cruzando pequeñas aldeas y dejando a ambos lados embalses y el extenso verde de Galicia. Se agradece poder ir "por lo alto" para admirar esta parte de la península. En alguna de las típicas micro aldeas gallegas que cruzamos aprovechamos para comprar algo de fruta en uno de esos camiones que recorren los pueblos vendiendo casi de todo, esa fruta seguro q nos vendrá bien un poco más avanzada la tarde.

Parece que Mauri va mejor y termina de recuperarse en el chulísimo descenso que hacemos hasta llegar a Portocamba, lo cruzamos a través de sus estrechas calles y volvemos a subir hasta el último alto del día. Pablo q venía muy crecido, además de picado por aquello de llamarle la ‘salchicha peleona’ –comenzó siendo morcilla pero en los días anteriores se ha ganado subir de categoría- trata de liderar el grupo, pero uno de los habituales ha de colocarle en su sitio lanzando un brutal ataque en las rampas más duras y bacheadas, en honor a otro de los habituales no presente en este Camino, y alcanzando la cumbre en solitario (qué tendrá el Camino que alguno se viene arriba en él año tras año???).

Nos quedan muy pocos kilómetros, son de bajada el principio resulta muy incómodo dado que es tierra muy fina, los primeros van levantando e impide ver a los de atrás la pista. Menos mal que es un trecho pequeño luego continúa por un tramo donde el firme en condiciones hasta la siguiente aldea.    Desde allí a Laza (4 km) es prácticamente asfalto, los de siempre se tiran a muerte (¡qué envidia!) disfrutando de los últimos kilómetros de hoy.

Al llegar a Laza nos inscribimos en Protección Civil para que nos den alojamiento en el albergue. ¡Perfecto! Una habitación de 8 para nosotros, después de la noche anterior hoy dormiremos "como Dios manda" (y el cuerpo necesita). Además podemos lavar las bicis y engrasarlas para el día siguiente

Nando tiene molestias en el ojo por las lentillas, decidimos acercarnos a Protección Civil para que nos lleven al médico de Verín. Dadas las horas que son (cambio de turno en urgencias), nos recomiendan cenar primero e ir después. Les hacemos caso adelantamos un poco la cena, buena escusa porque teníamos un hambre… Hoy hemos acertado de pleno con el sitio, estaba todo bueníiiisimo, y en raciones muy abundantes a destacar el flan de café (Tonyyyyyy pasa la receta…); además, la dueña un encanto y cometió, de nuevo, porque ya lo había hecho con la pasta y la carne, “el error” de ofrecer una segunda ronda de flan y, claro, no dejamos pasar semejante oportunidad y todos nos lanzamos a por un nuevo trozo pese a lo llenos que estábamos, así q acabamos con las  existencias de flan de la majísima señora. Naturalmente nos apuntamos el nombre "A Picota".

Aunque un poco más tarde de lo previsto Nando y Mauri se fueron para Protección Civil a ver si ahora les llevaban al médico(nada grave). Mientras tanto el resto continuamos un poco más allí disfrutando de la compañía de la buena mujer. Dado que estábamos reventados no tardamos mucho en irnos para el albergue a dormir, lo dicho, la noche anterior había sido mala y hoy tocaba descansar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ETAPA 2 “CAMINO DE SANTIAGO 2009”: ASPARIEGOS (ZAMORA) – SANTIAGO DE COMPOSTELA

DIA 2 – 4/04/2009 RIONEGRO DEL PUENTE – PORTO

Distancia: 85.27 Km

Duración: 6:31:36

Velocidad Media: 13,05 Km/h

Velocidad Máxima: 56,81 Km/h

Altitud acumulada: 1583 m

 

0830h y, varios teléfonos comienzan a hacer ruidos de lo más variopintos a la vez, imposible no despertarse con tanto ‘pi, pi, pi, piiiiiii’ sonando por todas partes. Hemos tenido suerte, esta noche teníamos una habitación completa del albergue de Rionegro del Puente para nosotros, 6 personas para unas 20 camas con las bicis durmiendo bajo techo y seguras. ¿Qué más se puede pedir?, pues se me ocurre algo, una solución para la ronquera, esta noche Nando ha decidido unirse a Pablo en el concierto para “do mayor” y nos han deleitado con una sinfonía de ronquidos digna de los más peludos moteros. Incluir unos tapones para los oídos en mi mochila se ha convertido en un clarísimo acierto, hay que ponerlo, sin duda, en la lista para futuras ocasiones.

La etapa de hoy se va a salir de lo habitual. La variante sanabresa de la Vía de la Plata no cruza el Parque Natural de Sanabria, y nos parecía imperdonable no intentar cruzarlo y darle un toque de originalidad a este Camino, además de que, sin duda, lo haríamos más digno de recordar y más bonito y duro (¡¡¡no os podéis imaginar hasta qué punto!!!). Quizá por eso se respira un ambiente especial, hoy será, probablemente, la etapa más dura y completa de todas, así que será mejor empezarla con buen pie, es decir, con un buen desayuno.

Ayer acordamos con la señora del bar de la plaza, Bar Palacios, que desayunaríamos allí alrededor de las nueve de la mañana y que nos tuviera preparado algo, así que nos metimos una buena ración de tostadas para el cuerpo con dobles de café y emprendimos ruta intentando no retrasarnos demasiado ya que la jornada se prometía larga.

El camino comenzaba tranquilo, subida muy leve para ir calentando piernas poco a poco antes de llegar a Puebla de Sanabria, donde comenzarían las subidas más fuertes del día. Desafortunadamente no tardaron mucho en aparecer los problemas, esta vez le tocó a Mauri y su Cannondale. El cambio no paraba de saltarle de un piñón a otro y resultaba súper incómodo pedalear así, mucho más con las cuestas que nos esperaban. Primera parada, nuestro mecánico de confianza en ruta, Nando, se pone manos a la obra e intenta ajustar la tensión de los cambios, no tenemos muy claro que el problema esté ahí, pero parece la opción más lógica en principio. Continuamos y descubrimos que salta en casi cualquier combinación de piñón y platos, el arreglo anterior no había servido para nada y Mauri perdía la paciencia, creo que se andaba pensando quemar la bici y mira que parece tenerle cariño. Con la pista de que saltara en todos los piñones y platos buscamos otro motivo y ‘voila’,  encontramos la causa, la cadena está retorcida, uno de los eslabones está muy doblado y provoca un giro en la cadena que la hace saltar. ¿Solución?, pues o cambiamos el eslabón o intentamos enderezarlo. Optamos por la segunda, parece menos arriesgada. Gracias a la multi-herramienta de Nando que incluye unos mini alicates –otra cosa a incluir en la lista de indispensables para el futuro- logra dejarlo más o menos rectos. Tras unos kilómetros parece que la cosa está resuelta. En cualquier caso una llamada a un número de información telefónica para buscar la tienda de bicis más cercana que, desafortunadamente, no hay ninguna hasta Orense. Cuando lleguemos compraremos una cadena por si ésta decide romperse. La salud mental y de las rodillas de Mauri lo agradecerá. En esa misma tienda compraremos una cubierta plegable, ha sido una de las pocas cosas que se nos ha olvidado incluir en el equipaje este año.

Poquito a poco van pasando los kilómetros y ya estamos en Mombuey, el pueblo más grande de la comarca donde hacemos la segunda parada de la jornada para comprar algunas barritas, fruta y beber algo, más peso para las alforjas y alguno, el de siempre, aprovecha para descargar su interior 🙂 Llevamos dos horas y unos 15 kilómetros, demasiado retraso, tenemos que intentar subir un poco el ritmo o no llegamos ni de coña.

El camino continúa por pistas y senderos realmente bonitos, plagados de robles jóvenes aun sin reverdecer por estas latitudes. Subimos la velocidad media con la intención de llegar a comer al pueblo de El Puente, a media subida del Lago de Sanabria desde Puebla de Sanabria por dos motivos, uno, que así descansamos y empezamos frescos la parte más dura del día y, dos, que nos podemos meter una estupenda comilona en lugar que ya conocemos, el restaurante “La Chopera” en dicho pueblo, lugar que visitamos hace un par de años cuando nos vinimos a pedalear por los alrededores de Sanabria y donde comimos estupendamente, dejó muy buenos recuerdos.

Fuimos directos hasta el restaurante, recordábamos el camino, y menos mal, porque lo han remodelado completamente, si le llegan a cambiar el nombre juraríamos que no era el mismo, lo han puesto muchísimos más ‘pijo’. ¿Mantendrán los precios y la calidad de la comida?, mejor revisamos la carta antes de meternos… nos cuentan la carta y el menú del día y nos decantamos por este, incluye de todo y a un precio muy razonable.

Unos, los menos valientes, se decantaron por la pasta por aquello del pedaleo, y otros por los habones, léase judiones, de la zona y el guiso de carrillera. Acierto completo, muy recomendable, los habones muy finos y ricos –sus efectos secundarios durante la tarde y noche siguientes será igualmente recordados por todos los SanchoPanceros durante mucho tiempo- y la carrillera simplemente deliciosa. El lugar sigue estando en un paraje precioso.

 

Acabamos de comer, sol, mucho sol y calorcito, hasta hoy el tiempo nos acompaña, no nos podemos quejar ni un poquito, así que aprovechemos y a seguir, que queda lo peor. Volvemos al asfalto ya que hasta Ribadelago nuevo seguiremos por carretera, no encontramos opción viable por camino. Mala suerte de nuevo, Julio pincha y hay que repararlo, otra paradita recién salidos de comer. Sin mayor novedad alcanzamos “Ribadelago de Franco” y bordeamos el lago de Sanabria. Solo esto hace merecer la pena la subida –bastante suavecita, dicho sea de paso-, el entorno es realmente precioso. Por supuesto aprovechamos para hacernos una buena sesión fotográfica en una de las playas del lago donde alguno decide remojar los pies en las gélidas aguas del lago y, de paso, provocar unas risas, aunque os pueda parecer que está bailando una jota sobre una roca, pues no, estaba intentando mantener el equilibrio,.

  

Con los ánimos a tope seguimos adelante, en busca de Cambrils, una estación eléctrica y subimos un primer rampón empedrado de unos 25 metros en el que Mauri muestra que tiene ganas, y piernas, y llega arriba muy bien colocado… lamentablemente no sirve para nada, este no era el camino, bajamos, rodeamos la central y encontramos el senderito que tira para arriba. Nando dice aquello de esto es 100% ciclable y yo lo subo por mis webs, pero no va más allá de diez metros. Empezamos a subir por una zona de piedras que cada vez más y más y más y más, se va poniendo más escarpado y más vertical; imposible dar una pedalada. Bueno, estábamos avisados, unos 2 kilómetros de sendero empedrado y poco ciclable según Paco, uno de los de BiciZamora, así que no hay opción, a tirar de bici y subir como se pueda, sin prisa, pero sin pausa.

 

 

 

Empezamos a intuir lo que se nos avecinaba y necesitamos hacer paradas, cada vez más frecuentes, para reponer fuerzas.

Después de los primeros kilómetros subiendo una bici que con las alforjas pesa unos 25 kilos, ya no sabíamos si llorar, reír, o salir a buscar al de Bici-Zamora y darle las “gracias”; empezábamos a estar simplemente exhaustos.

Después de cerca de una hora subiendo por las piedras, nos encontramos a un paisano que dijo “CREO QUE SE HAN EQUIVOCADO”… no me extraña, a nadie en su sano juicio hubiera hecho la locura que estábamos haciendo.

A mitad de camino, vi una antigua vía de mina, donde trasladaban minerales, en esta zona había mucho carbón (antracita y hulla). Es el llamado ‘plano inclinado’ que va de Ribadelago al “Pico del Fraile”. Como podéis ver en la foto tenía mucha inclinación, me subí a investigar si había alguna salida arriba de la montaña que nos evitara el sufrimiento de empujar.

 

Las vistas desde arriba de la vía eran ¡¡¡IMPRESIONANTES!!! y a los Sancho Panceros se les veía como hormiguitas:

 

Por investigar esta opción, Marino y Mauri, que hasta entonces subía como una cabra montesa, se quedaron los últimos y piano piano siguieron subiendo despacito. Para más desgracia, Mauri pinchó la rueda delantera… es la primera vez que pinchaba sin montar en bici, no menos que curioso. A dos pinchitos les dio por alojarse en su cubierta. Gracias a Mariano que los localizó y los sacó, que sino monta la cámara y la pincha de nuevo.

De tanto empujar y tirar de las bicis, Mariano y Mauri andaban ya con una medio-pájara, así que tocaba descansar y comer frutos secos. Un buen rato después llegaron reventados a la cima donde el resto de Sancho Panceros les esperaban helados de frio.

Las expectativas de esta alternativa eran 2 km. de subida parcialmente ciclable….y al final salieron unos 5 km. Solo puedo decir una cosa… ME CA.O EN EL DE BICIZAMORA Y SU RECOMENDACIÓN….SI LE PILLAMOS LE DAMOS GORRAZOS HASTA EL DÍA DEL JUICIO FINAL (¡¡qué bien me he quedado!!).

Afortunadamente arriba estaba un hombre cuyo trabajo consistía en vigilar los embalses y abrir las compuertas no automatizadas. El resto del día lo dedicaba a contemplar el paisaje. Con su carácter seco castellano nos dio una información más que valiosa. Era prácticamente imposible que llegáramos a nuestro destino previsto: Padornelo. Este año había nevado mucho y tarde, por lo que las pistas que subían desde allí hasta los molinos de viento y luego bajaban a Padornelo o Aciberos estaban llenas de neveros y nos decía que íbamos a tener que empujar la bici durante muchos tramos. Dado que eran alrededor de las siete de la tarde o bajábamos por donde habíamos subido, o nos quedábamos a dormir con el señor –sin invitación- o cogíamos otra pista que nos conducía hasta el pueblo de Porto, fuera y a unos cuantos kilómetros al norte del Camino. Evidentemente, optamos por irnos hacia Porto y aquí seguía la aventura…

Dese luego no todos fueron penas, ni mucho menos, una vez arriba nos encontramos con unos paisajes simplemente MARAVILLOSOS: neveros preciosos, embalses helados, puestas de sol impresionantes.

 

Ya llevábamos como unos 60 km., pero la subida a pie nos había dejado tocados a todos, se avecinaban ratos difíciles, más vale que no haya ningún problema o nos encontramos en medio de la nada y de noche.

La zona es impresionante, para mi gusto, lo mejor del Camino de este año, sobre todo por lo diferente, inesperado y espectacular de la zona, paisajes de alta montaña sin duda.

El camino se convierte en un continuo sube y baja, suave pero a estas alturas cualquier cuestecilla se convertía en una dura rampa. Julio iba en las últimas, había que parar cada rato y convencerle de que comiera, quedaba mínimo una hora y no sabíamos qué nos esperaba. Mariano estaba al borde de la pájara, esta podía ser la cuarta histórica pájara de Mariano, ¿la pillaría o se libraría?. Nando iba bien y tirando del grupo. Mauri y Pablo aguantaban bien y Tony sin demasiadas alegrías, acompañando a los últimos, cuando las cosas se ponen mal, no conviene que nadie vaya solo atrás (lo sé por experiencia propia, muchos años y kilómetros atrás hacen aprender esas cosas 🙂 ).

Cada vez hay menos luz, la rueda de la Connor de Julio pierde aire y hay que volver a parar… esto pinta bastos, vamos a echarle un vistazo a esta cabaña de pastores, porque quizá nos toque dormir por aquí esta noche.

Seguimos adelante y vemos una de las imágenes más bonitas de este Camino, una presa bastante grande, el Embalse de Puente Porto, está delante nuestro y gran parte de su superficie está aun helada. ¡¡¡Estamos en abril y este embalse sigue helado!!!, más vale que no tengamos que dormir aquí arriba, nuestros sacos son para interior, no para exterior y temperaturas bajo cero. Como nos tengamos que quedar aquí arriba las vamos a pasar más que putas, no sé si todo el mundo es consciente de ello.

Sorprendentemente, de repente, me vuelven las fuerzas, lo del motor diesel se vuelve a cumplir, miro al reloj, no creo que queden más de 30 minutos de luz, y eso con suerte. Me pego un sprint y voy a por Mauri para ver cómo va, todo OK. Otro sprint y pillo  a Nando y Pablo. Creo que lo mas sensato es que ellos tres tiren delante y lleguen lo antes posible a Porto para ir buscando donde dormir y por si acaso… con que nos dejen la luz de Mauri para bajar de noche, será suficiente. No les parece muy buena idea, así que nos reagrupamos para bajar todos juntos, pero antes de andar cien metro pincha Pablo. Llamo a los tres de delante pero no me escuchas. Son alrededor de las nueve de la noche, hay 3º centígrados y entre Pablo, Mariano y yo nos ponemos manos a la obra a toda velocidad a reparar el pinchazo. Labor de equipo, cada uno hace una cosa, hay que arreglarlo rápido. Me da tiempo a ponerme los pantalones y los botines de lluvia para la bajada, seguro que los agradeceré. En un pis-pas lo arreglamos y tiramos para abajo, la temperatura ha bajado ya a 2,8ºC y apenas queda luz. Vemos a lo lejos una lucecita que sube, es Nando que viene para arriba con la luz de Mauri. Pablo y Mauri siguen camino de Porto.

Se hace de noche, bajamos por una pista muy pedregosa  y bacheada, y solo llevamos una luz de Mariano, la de Pablo que no alumbra apenas nada y la súper luz de Mauri que lleva Nando y que si que alumbra bien el camino, pero que no da para ir cuatro bajando. Pufff, qué chungas están las cosas!!!, y de repente, de la nada, aparece detrás nuestra un 4×4 con dos estupendos focos que nos ayudan a bajar con algo de luz el camino. La bajada es impresionante, subir por aquí tiene que ser realmente duro. Estoy congelado, hace un frío que pela, hay que ir absolutamente concentrado para intentar no salirte de la pista, no comerte las piedras más gordas y no meter las ruedas en los baches más gordos. Nando se lanza para adelante, va empalmado con el foco de Mauri, alumbra como si fuera un coche. Bajamos durante mucho rato, entre el frío y la tensión de las frenadas me duelen ya los brazos. No lo puedo disfrutar, por culpa del trasportín tengo la suspensión trasera bloqueada y tengo que ir con más cuidado todavía porque el portabultos me está dando problemas y como rompa, se acabó el Camino. Tras un buen rato bajando llegamos al cruce con la carretera que entra a un pueblo, suponemos que será Porto, y nos paramos para darle mil gracias –y lo que nos pida!!!- al señor del 4×4, nos ha venido estupendamente. Carretera abajo y en cinco minutos llegamos al pueblo: OBJETIVO CONSEGUIDO!!!… ¿seguro?, aun queda cenar y dormir, lo que parecía algo simple se convierte en otra odisea.

Nos da el tiempo justo a tomarnos una cafetito caliente en uno de los dos bares del pueblo. En el pueblo hay dos casas rurales, ambas cerradas y no logramos convencer a la dueña de una de ellas que nos la abra para esa noche, la tiene alquilada para el día siguiente y no se quiere arriesgar a que se la dejemos sucia. Mariano busca comida para cena/desayuno en una de esas tiendas de película, un ‘ultramarino’ de esos en los que venden de todo y nos han tenido una reforma desde que las abrieron aproximadamente en la época en que Franco era sargento… Nando encuentra al alguacil del Ayuntamiento que le lleva a las antiguas Escuelas, es lo que nos ofrecen para dormir esa noche. Ninguno entendemos muy bien el por qué, pero Nando está descojonado de la risa de dormir allí: un edificio viejo, medio hecho polvo, sin ventanas ni puertas… vamos, que la cosa, de nuevo, pinta mal.

En cuanto a la cena, no dan cenas en ninguno de los dos baretos del pueblo. Afortunadamente logramos comerle la oreja al dueño del otro bar y le convencemos para que nos prepare algo, lo que sea. Como le es más cómodo por aquello de no llevar cubiertos y demás al bar –es bar, no restaurante-, nos vamos a su casa, donde su mujer, una señora muy agradable, nos da de cenar lo típico en estos casos, ensalada, filetes y patatas fritas más algo de fruta, pero da igual, nos sabe a manjares de Reyes, estamos muertos de hambre y le agradecemos mil veces su simpatía y comida.

Tras la cena, con el estómago al menos calmado y, por lo tanto, con más ánimo, hablamos con el Alcalde del pueblo, por sugerencia de la señora del bar, a ver si nos pueden dejar algún sitio al menos cerrado donde dormir.

Tras insistirle un poco porque no quería dejarnos el Ayuntamiento –no se fiaba- y ofrecernos únicamente las Escuelas que ya habíamos visto, se le ocurre al señor la idea genial de la noche…. el TANATORIO del pueblo. Desde luego va a ser un sitio tranquilo donde dormir, así que tras los previsibles chistes de vayamos a descansar, que no a descansar en paz, nos vamos para allá, no hay otra opción, o ahí o en las Escuelas…

Desde luego como experiencia, inolvidable, Pablo decide dormir sobre una mesa para evitar el frío del suelo, el resto tiramos algo de ropa para aislar el saco –no llevamos esterillas- del frío y nos tiramos a dormir como podemos. Nando decide visitar la salita de los difuntos, donde hay una mesa con una pinta relativamente acogedora… si no llega a ser porque es de mármol y, por lo tanto, más fría que el suelo, la salita y su mesa habría tenido, probablemente por primera vez, un huésped hecho polvo, pero vivo 🙂

  

 

Descansar, lo que se dice descansar, no es que descansáramos mucho. Pasamos un frío del copón, a la mañana siguiente nos dolía todo, y encima Pablo volvió a roncar 🙂 pero eso si, ¡¡¡anda que no vamos a contar anécdotas de esta etapa!!!, seguro que la vamos a recordar durante muchos, muchos años, hasta que el alemán ese que cambia las cosas de sitio se acuerde de nosotros 😀

¿Qué nos pasará mañana?.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario